Trabaja en tu zona de influencia si quieres sanar y tomar las riendas de tu vida

En esta ocasión, te quiero mostrar, como puedes tomar el control de tu vida.

Estando presente y trabajando en tu “zona de influencia

Y es que tu vida, está conformada por una serie de eventos que están repartidos en dos grandes zonas. Y con eventos me refiero a temas como: La familia, el entorno social, tus economías, tus hábitos, tu estado de salud, tu estatus social, tu trabajo, las guerras, la economía mundial, el cambio climático, el hambre, etc.

De hecho, cada uno de los eventos anteriores, se ubica dentro de una de las dos zonas. Llamadas, “zona de influencia” y otra, la “zona de  preocupación”.

Y dependiendo del tiempo, la energía y las acciones que emprendas en cada una de ellas. Será la vida que tengas en un momento determinado.

Pero, cuando tu vida empieza a fallar, los problemas aparecen y todo va de mal en peor. Tú, quieres que ocurran cambios positivos, deseas que todo vuelva a la normalidad y anhelas volver a tener todo bajo control.

Te dejo por acá el vídeo, así podrás oírme, mientras vas tomando apuntes o haciendo alguna otra actividad, se que tu tiempo vale oro, Dale al play:

Como es arriba es abajo y como es adentro es afuera – El Kybalión

Uno de los grandes libros místicos, como es el Kybalión, habla de la “Ley de Correspondencia” que dice:

Como es adentro es afuera y como es arriba es abajo.

¿Y que tiene que ver el Kybalión con mis deseos de cambiar y tener la vida que quiero? Te estarás preguntando.

Quiere decir, que si quieres cambios reales y duraderos en tu vida. Esas acciones, deben venir o ser realizadas directamente por ti.

Debido a que toda acción, que esté bajo tu “zona de influencia”, será la que tú puedas controlar. La que puedas re direccionar y llevar a feliz término.

Y donde independientemente de lo que esté sucediendo, tú, tienes el control de tu vida. De lo que dejas entrar o no en ella y sobre todo del valor que pones a cada experiencia que vives.

Ahora, mas que nunca, es crucial para ti, trabajar y enfocarte en tu zona de influencia. Debido a la confusión mental permanente en la que te encuentras. Como resultado de la exposición a la gran cantidad de información que recibes.

Los resultados que obtienes en tu vida, se ven afectados por el lenguaje Reactivo V.S. el Lenguaje Proactivo que utilizas

En muchas ocasiones y sin que te des cuenta, tiendes a utilizar un lenguaje reactivo o proactivo, para expresar tu opinión o tu sentir, con respecto a los eventos que te suceden en tu vida.

Te explico los dos tipos, a través de frases que seguramente, sueles utilizar de forma cotidiana y sin darte cuentas. Así, lo tendrás más claro:

Lenguaje reactivo: Va muy de la mano, con la ZONA DE PREOCUPACIÓN. Esta forma de expresarte, te absuelve o te libera de las responsabilidades, porque el poder sobre lo que te sucede, lo pones fuera de ti.

  • Mi padre era igual
  • Siempre se ha hecho así en mi familia
  • Para que hacerlo, si no va a funcionar
  • No puedo hacer nada
  • Siempre me pasa a mí
  • Tengo mala suerte, lo he heredado de mis abuelos
  • Yo soy así, mi familia tiene la culpa
  • Esta situación me enloquece
  • Mi pareja no lo permitirá
  • No puedo abandonarle
  • Debo cuidar de esta persona
  • Si hago esto, se enfadará

 

 

Lenguaje proactivo: Va de la mano con TU ZONA DE INFLUENCIA. Esta forma de expresarte, te hace responsable de lo que te sucede y de las decisiones que tomas.

  • Mi madre lo hacia, pero yo lo voy a cambiar
  • Evitaré repetir las historias de mis abuelos
  • Puedo evitar la enfermedad, teniendo mejores hábitos
  • Busco otras alternativas y
  • Puedo optar por un enfoque distinto
  • Controlo mis sentimientos
  • Encuentro una manera diferente
  •  Elijo vivir desde mis posibilidades
  • Escojo estudiar lo que me hace feliz
  • Acepto, mientras busco ayuda
  • Pase lo que pase…seguiré intentándolo
  • Mi familia sufrió pobreza, yo me formaré  y trabajaré duro, para que no vuelva a ocurrir

 

Cuándo yo cambio, todo cambia – Marcel Proust

En su libro, Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, Stephen Covey, dice que cuando las personas se expresan o actúan de forma reactiva, están siguiendo un modelo básico determinista.

Lo cual se traduce en que transfieren su responsabilidad a terceros o a su entorno. Y esta forma de actuar, va muy de la mano de vivir intentando obtener resultados o cambios a nivel personal, pero intentando actuar fuera de la zona de influencia.

Covey, dice que utilizar un lenguaje reactivo, hace que un serio problema se convierta en una profecía auto – cumplida. Y sucede, porque ese tipo de lenguaje refuerza la creencia de estar determinados y genera situaciones que la apoyan.

Además, aleja a las personas de sus metas, la hace sentir impotente y privada de su autocontrol.

La Zona de influencia V.S. La Zona de Preocupación

Stephen Covey, explica, que una buena manera de saber, tu grado de proactividad (compromiso), es saber en que inviertes tu tiempo y tu energía.

Tú, al igual que todos los demás, tienes una gran cantidad de temas, de los cuales ocuparte, como son: La familia, la economía personal, el trabajo, tu salud, tus hijos, tu pareja, la seguridad nacional, la economía mundial, las guerras, el hambre en el mundo, el cambio clima etc.

La energía en la que vibras, se expande

Acá, la zona de preocupación absorbe a la zona de influencia

Ahora, pregúntate si tú, estás dentro de esta situación. Si es así, querrá decir, que te mueves mucho más y que gastas bastante energía, en el círculo de la preocupación.

Y donde muchas de las situaciones que ahí se desarrollan, escapan a tu control. Lo que te lleva a tener un discurso interno reactivo, el cual se ve aplicado a tu vida cotidiana y a nivel externo.

Ves los defectos en las demás personas, en los problemas ocasionados por tu entorno, albergas sentimientos de culpa e impotencia.

Todo ello, aunado a que cuando te enfocas en tu “zona de preocupación”, otorgas poder a cosas o situaciones que se desarrollan ahí dentro. Dando como resultado, el ser controlado, por las mismas.

 

La energía en la que vibras, se expande

Acá, la zona de influencia gana terreno, la vida comienza a ser diferente para ti.

Por el contrario, si te enfocas, en todo aquello en lo que puedes influir, estarás actuando como una persona proactiva.

Y donde tu foco estará puesto, en todas aquellas situaciones en las que puedes participar y contribuir para que cambien.

Observa el siguiente esquema, donde aparecen nuevamente las dos zonas. 

Verás como, el espacio de la “zona de preocupación” ha disminuido notablemente. Esto se debe a que tu atención y energía está puesta, en lo que realmente depende de ti cambiar.

La “zona de influencia” crece, en relación directa a tus capacidades, a tu auto control, a tu estado interno (si estas sano o no), a tu situación económica, a tu estabilidad laboral o logro de metas.

Dentro de tu zona de influencia, es donde ocurre la magia

Si tal cual, lo estás leyendo, porque es dentro de la “zona de influencia”, en casi todo el centro, donde estás tú.

Con lo cual, todo lo que ahí ocurre, depende de ti. Y donde debes tomar acción, si quieres que tu vida cambie. Donde los resultados que obtienes son duraderos, modificables, medibles y todo lo satisfactorios que tú quieras.

Dentro de esta zona, se dan las mas grandes transformaciones en tu vida. Por ello es importante que tomes acción y que tú seas el hacedor y protagonista de cada evento. Así que empieza por:

  • Dejar de esperar que otros cambien, para que el mundo cambie
  • Dejar de sentirte influido por todos los eventos que ocurren a nivel mundial y que aunque sean tristes, tomes consciencia que no te están afectando directamente.
  • Dejar de sentirte la victima de las experiencias que vives actualmente.
  • Impedir que otros controlen tu vida.
  • Dejar de sentirte afectado por cada acción o elección que hacen las personas de tu entorno
  • Controlar tus finanzas personales, porque ello te permitirá ser una persona con capacidad para elegir y ganar seguridad.
  • Cuidar tus hábitos de salud (ejercicio, dieta, vida social)

Entra en acción y enseña con el ejemplo

Hazte cargo de tu vida ya mismo, verás como, en poco tiempo, ocurren todos esos cambios, que llevas tiempo esperando. Empieza por:

  • Conocerte un poco más, ahonda en tu historia familiar. Para que puedas entender lo que te sucede.
  • Rompe con patrones y creencias limitantes, que suelen venir de tu clan o árbol genealógico.
  • Refuerza tus habilidades, que suelen ser las que haces apenas sin esfuerzo. Te sorprenderá saber, como en ocasiones, son fuente de una nueva oportunidad laboral.
  • Aprender y aplica técnicas de manifestación de metas (visión board, modelar a la persona que es tu referente a nivel personal o profesional, frasco de sueños).
  • Enfrentar tu sombra y trabájate a consciencia, todas aquellas debilidades, especialmente a nivel personal (miedos, creencias, poca formación, mente reactiva, emociones negativas)
  • Ayudar al resto del mundo, pero desde tu progreso personal, no desde tu necesidad, (apadrina a un niño, dona a una ong, adopta una mascota, dona tiempo en un centro de ayuda).
  • Llevar un control de tus finanzas, porque eso te hará ser una persona libre y centrada en tu realidad.

 

Una vez, hayas implementado algunos de estos consejos, verás como tu vida cambia. Y lo mejor, es que te gustará, tendrás ganas de seguir en ese camino.

Verás como poco a poco y sin darte cuenta, apenas tendrás tiempo, para ver lo que sucede fuera de tu zona de influencia. Y cuando lo hagas, será para contribuir de forma activa y notoria para ayudar a que este mundo sea mejor.

… Ahora, te toca a TI…

Dime ¿Qué tal te ha parecido?

¿Eras consciente, de todo el tiempo y energía, que estabas perdiendo, por trabajar en tu zona de preocupación?

¿Crees que esta información, te ha servido que podrás implementarla en tu vida?

Nos vemos pronto y deseo de corazón que “Todo esté bien en tu Mundo”!

Y si quieres saber más, si crees que ha llegado el momento de dar un giro a tu vida.

Te dejo mi “Test Revelador” + “Mi Ebook Sanador para Tu Sistema de Chakras.   Para que des, un paso más en tu proceso de sanación y puesta a punto. Únete a «Mi Tribu del Cambio» y muy pronto en tu bandeja de correo, encontrarás tu regalo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita tu primera cita, es gratuita

Te contaré en que consisten mis programas y veremos cuál necesitas en este momento de tu vida.

sígueme en redes sociales

Facebook

Instagram

YouTube

Pinterest

¿Quieres transformar tu ser interior?

Realiza el test de tus Chakras y llévate mi ebook

“Tus chakras y su sanación”

¿Te gustaría conocer tu número de nacimiento?

Descúbrelo con mi Ebook - “El ki de las 9 Estrellas” de la medicina tradicional china.

¡Descargatelo y sana tu SALUD!

Ir arriba