Es Otoño, Es Tiempo De Cerrar Círculos

¿Te he dicho alguna vez, que el otoño es mi estación preferida? Es cómo que me mece, me lleva y me trae. A medida que avanza la estación, el otoño me regala días tintados de diferentes colores. Me limpia con su lluvia, me regala el olor a tierra mojada y me deslumbra con el rocío sobre las hojas.

Entonces, me digo a mi misma, que “es momento de ir hacia adentro de mi misma”. Pero que debo hacerlo estando limpia, tanto mi mente como en mi espíritu. Que solo así, podré recibir el frío invierno y la hermosa navidad en paz.

Y habiendo realizado por tanto tiempo ésta práctica, con maravillosos resultados en mi vida a nivel espiritual; hoy quiero invitarte a que “DEJES IR” a que “CIERRES CIRCULOS”.

¿Y sabes porque justo ahora? Porque estamos en otoño. Es la estación para dejar ir.  El alma PO – Alma de Pulmón – se hace presente. Y nos invita a “CERRAR CIRCULOS”, especialmente emocionales: De pena, de dolor, de apego, de duelos no resueltos, de pérdidas, de abandonos, de indiferencia, de deudas pendientes.

¿SABES QUE PASA, EN TU VIDA, CUANDO EL CIRCULO SIGUE ABIERTO?

  • El sentimiento que habita en ti, solo “estorba”, no te permite ser libre.
  • No dejas que lleguen a tu vida nuevas experiencias. Porque la energía no fluye.
  • Energéticamente te cierras a vivir experiencias maravillosas con otras personas y otras situaciones.
  • A medida que pasa el tiempo, aquello que sólo era un sentimiento casi inofensivo, va creciendo y transformándose. Puede llegar a ser incluso, el origen de una gran enfermedad tanto física como mental.
  • Te hace habitar en el pasado. Llevándote a echar raíces en lugares áridos. Que no te dejan florecer y mostrar tu valía
  • Te hace permanecer más tiempo del necesario, junto a personas, trabajos o sitios que ya no suman en tu vida.
  • Son cómo puerta abiertas que “absorben tu energía”.
  • No te permiten vivir en el “ahora”, te regresan constantemente al pasado. O te proyectan hacia un futuro que aún no ha llegado.

¿CÓMO PUEDES CERRAR TUS CÍRCULOS?

  • Identifica, antes que nada, la emoción que te amarra o te impide avanzar. Un proverbio dice que: “Si conoces la cara de tu enemigo, será más fácil hacerle frente”.
  • Toma consciencia, que cuando sueltas una situación que es realmente una “atadura”, estás abriendo las puertas a algo nuevo.
  • Para escribir nuevos capítulos en tu vida, necesitas “espacios limpios y en blanco”. Disponte entonces a ello.
  • Libera espacios. Hazlo tanto en tu mente como en tu corazón…CIERRA CIRCULOS
  • Libera espacio físico. Deshazte de todo aquello que puede hacer parte del dolor, del apego, de la emoción tóxica. Dónalo (transmuta el sentimiento de dolor que te transmite cada vez que lo ves) para que sirva a alguien que le de un uso diferente.
  • Pregúntate si los objetos físicos que guardas te son útiles, si te traen recuerdos, si te llevan al pasado, te aferran o te contaminan.
  • Si el círculo que quieres cerrar es por el duelo de un ser querido (guarda los objetos por un tiempo). Hazlo con amor y mimo, hasta que puedas darles el lugar que deben ocupar, tanto en tu corazón, como físicamente . Estos objetos pueden ser fotos, regalos que te hicieron, alguna prenda u objeto personal que has decidido conservar.
  • Ponte en PAZ con tu pasado. Recuerda que el pasado ya no existe y el futuro tampoco, lo que cuenta es el AHORA.

Y AHORA, EL MOMENTO DE LA VERDAD

  • Si el circulo que quieres cerrar, es de dolor, de duelo no resuelto por la pérdida de un ser querido, también podrás utilizar la técnica, pero en sentido inverso.

Es decir, que empezarás por reconocer el sentimiento que te produce dicha pérdida. Es posible que sea de pena, de dolor o de culpa.

Luego, escribirás UNA CARTA, para decirle cuanto le extrañas, cuanta pena te ha ocasionado su partida.  O el haber partido a los pocos días, semanas, o el no haber nacido siquiera.

Luego le dirás que le deseas lo mejor, que siempre habitará en tu corazón. Que le deseas un maravilloso viaje hacia la luz. Que seguro será recibid@ por otros seres querido que han partido antes.

Y finalmente te perdonarás por haberle retenido con tu dolor. Por haberte culpabilizado por su partida. Porque escapaba a tu control. Deberás reconocer que hacia parte de tu plan de vida con esa persona.

  • Y si el circulo que quieres cerrar, es de rabia, de odio, de venganza o  de resentimento, trabajarás de una forma diferente.

Empezarás por dedicar un espacio de tiempo en privado, será un acto sagrado entre tu y esa persona. Prepara papel y bolígrafo, también agua y una silla vacía (si quieres, para leerle la carta)

Empezarás por reconocer el sentimiento que albergas hacia esa persona, incluso si ya ha fallecido.

No importa si son familiares muy cercanos para ti (padres, abuelos, hermanos, hijos, cónyuge, etc). Seguro que el sentimiento que guardas, puede llegar a ser aún más doloroso de sacar de tu interior.

Por ello, no le disculpes, no le excuses, no le justifiques.  – Y TU –  No te disculpes, no te excuses, no te justifiques.

Intenta escribir con la mayor sinceridad posible,  enumerando todas las situaciones que vivisteis.

Escribe y saca todo, lo que esa persona te hacía sentir, lo que sufrías, como te sentías, lo que hubieras querido hacer en ese momento para defenderte.

Como eran esos momentos, eso días, meses o años. Insúltale, no tengas vergüenza, no tengas miedo… (es un trabajo energético, muy fuerte). Recuerda que esa carta, nunca será enviada, será un trabajo privado y personal de transmutación.

Dile como te hubiera gustado que fuera la vida junt@s. El lugar que nunca te dio en su vida, el amor, el cariño,  y el respeto que te negó.

Sólo, debe NO maldecirle o desearle mal en su vida o a su familia. Incluso si ha no está en éste mundo.

Cuando ya no quede nada dentro de ti. Cuando te “hayas quedado a gusto” o vaciado todo sentimiento que te hacía daño.

Dile que te has liberado, que las cadenas de dolor se han roto. Que ya no tiene ningún poder sobre ti. Y que a partir de ahora eres libre.

Despídete y deséale buen viaje.

Pronto notarás como te empiezas a impregnar de paz. Es como si fuese una especie de otoño, tibio y colorido. De repente, te invade un sentimiento de sosiego, de luz dentro de ti mismo.

Ocurre algo mágico, porque es como que las heridas se empiezan a cerrar. En poco tiempo, parece que todo va quedando atrás. Has soltado una pesada carga, que te mantenía doblado y sin dejarte ver a tu alrededor, todo lo que te estabas perdiendo.

En cualquiera de las dos situaciones que te encuentres, al realizar la técnica, al finalizar, quema la carta. Esparce las cenizas en el campo o deposítalas en tu jardín o sencillamente tíralas a la basura. Porque ahora, son sólo eso – CENIZAS -.

Deseo que puedas llevar a la práctica esta poderosa técnica. La cual en principio, parece superflua o sin valor. Pero la realidad es otra.

Y recuerda “No eres lo que te ha pasado,  lo que decides ser”.

Y SI ADEMAS,  LO QUE QUIERES, ES …

♥ Lograr una vida llena de amor, salud y bienestar es posible.

♥ Volver a proyectar tu propia luz al mundo.

♥ Poder tener la vida que te mereces y que siempre has soñado y que por una razón u otra siempre la has postergado.

¡Podemos trabajar juntos!

Contáctame para una sesión gratuita en la que te podré contar más en detalle cómo puedo ayudarte a través de mi Programa Vida Armoniosa. Escríbeme, estaré encantada de ayudarte

¡Nos vemos pronto y deseo de corazón que “Todo esté bien en tu Mundo”!

Gracias por leerme,  Un abrazo, Fabiola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita tu primera cita, es gratuita

Te contaré en que consisten mis programas y veremos cuál necesitas en este momento de tu vida.

sígueme en redes sociales

Facebook

Instagram

YouTube

Pinterest

¿Quieres transformar tu ser interior?

Realiza el test de tus Chakras y llévate mi ebook

“Tus chakras y su sanación”

¿Te gustaría conocer tu número de nacimiento?

Descúbrelo con mi Ebook - “El ki de las 9 Estrellas” de la medicina tradicional china.

¡Descargatelo y sana tu SALUD!

Ir arriba