Los Cinco Sabores En La Alimentación

Lejos de ser una invención, los sabores nos afectan a nivel físico y emocional. La ausencia de algunos de ellos, su abuso o mal uso, en nuestra alimentación, pueden causar desequilibrios. O hacer que actuemos de una forma exagerada o indiferente, frente a una situación específica,  o la vida misma.

Te resuenan expresiones como: “Que persona más dulce, los mayores se vuelven amargos, que comentario más picante”…. Bien, ahí están, parece que realmente los sabores van ligados a nuestra naturaleza.

Si quieres oír El Post sin irte de Mi Blog, acá abajo te lo dejo.

Veamos algunas cosas interesantes de cada uno de ellos:

  • EL SABOR DULCE: Es el más pesado de los cinco y el que posee más naturaleza fría. Nutre el cuerpo y la mente, calma el hambre. Favorece la hidratación y la nutrición. Es el más básico y fundamental y debe predominar sobre los demás sabores. Lleva la energía (El Qi) hacia arriba y hacia afuera del cuerpo.

Con moderación: 

  • Su ingesta, activa la producción de insulina, por parte del Bazo-Páncreas. Por ello, si el dulce consumido, proviene de alimentos integrales, se activa la enzima “amilasa”.
  • El sabor dulce influye y estimula procesos a nivel cerebral, por ello si está en un buen nivel – estimula la producción de Triptófano – y lo envía al cerebro.  Consumirlo en exceso, lleva a la hiperglicemia (exceso de azúcar en sangre), ocasionando dispersión y desorientación.
  • La combustión del dulce y los carbohidratos, proporciona calor al cuerpo.
  • Tonifica el cuerpo, es decir, sirve como combustible para músculos, nervios y el cerebro.

En exceso:

  • Produce inercia, disminuye la atención y capacidad de percepción.
  • Y si es de mala calidad o demasiado refinado, promueve la formación de moco y humedad.
  • Es un medio propicio para la formación del hongo “Cándida Albicans”.
  • Retarda el metabolismo del calcio, con lo cual, pueden aparecer problemas óseos.
  • La sangre se acidifica y hay destrucción de la Vitamina B.
  • Si hay bajos niveles, la persona se encuentra irritada, con mareos o dolor de cabeza.
  • EL SABOR SALADO: Es de naturaleza caliente, ayuda a eliminar toxinas y a la digestión. Aumenta la capacidad digestiva y el apetito. Está relacionado con el Elemento Agua, y apoya al Bazo-Páncreas y Estomago en los procesos digestivos. Conduce la energía (El Qi) hacia abajo y hacia el interior del cuerpo.

Con moderación: 

  • Estimula el entusiasmo <la sal de la vida>, dinamiza los sentidos.
  • Mejora la concentración mental.
  • Enfrían la parte exterior del cuerpo y llevan el calor al interior del cuerpo.
  • Aumentan la capacidad de almacenamiento del cuerpo (estaciones de frío – otoño/invierno-).
  • Ayuda al individuo a adaptarse más fácilmente a las estaciones de frío.
    • Calman a la persona con una estructura delgada, nerviosa y seca.

En exceso:

  • Induce a los placeres sensoriales a través de los sentidos.
  • Estados de angustia y agresividad.
  • Aprieta los órganos que están bajo su influencia como el “Riñón -órgano yin- y su complemento, la Vejiga – órgano Yang-“.
  • Induce a la rigidez mental.
  • Puede propiciar estados de sobrepeso, aletargados o con edemas.
  • Muy perjudicial para las personas con presión arterial alta.
  • EL SABOR ÁCIDO: Es de naturaleza caliente y pesada.  Ayuda a eliminar toxinas y mejora el apetito y la digestión. Tiene un efecto astringente, absorbente, seca y fortalece los tejidos. Conduce la energía (El Qi) hacia abajo y el interior del cuerpo.

Con moderación:

  • Abre la mente, agudiza y ayuda a la percepción .
  • Ayuda a evaluar y discriminar las situaciones, llevando a la persona a tomar decisiones idóneas.
  • Muy bueno para evitar el goteo urinario.
  • Quitar diarreas.
  • Tiene gran efecto sobre sobre los órganos que están bajo su influencia, como son el Higado – órgano yin y su acoplado, la Vesícula Biliar – órgano yang-.
  • Limpia el organismo de los alimentos pesados (muy condimentados, grasosos o cremosos).
  • Ayuda a la digestión, desdobla las grasas y separa las proteínas.
  • Armonizan el cuerpo en otoño (periodo de recolección)

En exceso:

  • Te volverás una persona muy crítica, con envidia y celos (se prestará demasiada atención a todo lo externo).
  • Si la persona tiene problemas de tendones y ligamentos, su consumo debe ser moderado.
  • Incrementa la avidez, la irritabilidad y el cansancio.
  • Incrementa los picores y los problemas cutáneos.
  • EL SABOR PICANTE: Es caliente, ligero y penetrante. Acelera el metabolismo y las emociones intensas, mejora el apetito. Lleva la energía (El Qi) hacia arriba y hacia la superficie (afuera) del cuerpo.

Con moderación: 

  • Te hace ayuda a estar extrovertido y dinámico.
  • Estimula la circulación de la energía y de la sangre.
  • Estimula la digestión.
  • Ayuda a la eliminación del moco dentro del organismo. Causado por alimentos como los lácteos y carnes.
  • Fortalece el Sistema Respiratorio, evitando el resfriado común.
  • Es diaforético (estimula la sudoración), especialmente consumido en infusiones.
  • Aclara los Pulmones, por ello se recomienda su consumo durante el otoño.
  • Es cardiotónico porque aumenta la tonicidad (buen funcionamiento) del corazón.
  • Mejora la función hepática lenta (Hígado y Vesícula Biliar)

En exceso:

  • Produce ira, irritabilidad y aumenta el calor interno en general, ansiedad y problemas de sueño.
  • Si la persona tiene condiciones de viento (medicina tradicional china), es decir, es muy nerviosa o delgada.
  • En personas con la energía (El Qi) muy baja.
  • En personas con sobrepeso o calor en el cuerpo, se debe tener cuidado, o ingerir los sabores picantes enfriadores.
  • EL SABOR AMARGO: Es frío y ligero. Ayuda a depurar el organismo. Tiene un efecto secante y refrescante. Reduce a la persona excesiva (robusta, voz fuerte, semblante rojizo), por el llamado exceso de “fuego”. Conduce la energía (El Qi) hacia abajo y hacia el interior del cuerpo.

Con moderación: 

  • Regula la acción del resto de los sabores dentro del organismo. Cerrando la percepción “exagerada” que puedan llegar a tener los sentidos. Ayudando a conectar con la realidad y a recuperar la serenidad.
  • Es antipirético (reduce la fiebre).
  • Algunos sabores tienen efecto purgante (depuran el intestino grueso).
  • Es un bueno contra el estreñimiento. Aumenta la peristalsis (movimiento de los intestinos).
  • Este sabor se identifica con los órganos del Corazón – yin y su acoplado el Intestino Delgado – yang. Con lo cual, ayuda a limpiar las arterias de depósitos mucoides y de colesterol.
  • Ayuda a bajar la presión arterial.
  • Ayudan a drenar condiciones de humedad anormal, ocasionadas por el desarrollo del hongo cándida, de parásitos, de moco, de erupciones en la piel, de quistes, y de edemas.
  • Elimina el exceso de líquido y toxinas de organismo

En exceso:

  • Al ser muy secante, puede producir tendencia a la insatisfacción, a miedos (por ser muy frío) y a la ansiedad, (porque reseca muy rápido los fluidos y la sangre).
  • Al causar insatisfacción, induce al deseo de cambio, porque disipa las ilusiones.
  • Fuerza a la mente a tener contacto con la realidad, pero de forma exagerada, llevando a la frustración y a la amargura.
  • Afecta a las personas con condiciones de frío, débiles, delgadas y nerviosas.
  • En personas con enfermedades de huesos, su consumo debe ser muy moderado
  • Puede debilitar la energía de la persona.

¿Interesante verdad? Por ello, utilizarlos en su justa medida, en nuestra alimentación, son complementos o ayudas, para estar más armoniosos y fluir mejor a nivel físico-mental.

¡No vemos pronto y deseo de corazón que “Todo esté bien en tu Mundo”!

Gracias por leerme,  

Un abrazo, Fabiola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita tu primera cita, es gratuita

Te contaré en que consisten mis programas y veremos cuál necesitas en este momento de tu vida.

sígueme en redes sociales

Facebook

Instagram

YouTube

Pinterest

¿Quieres transformar tu ser interior?

Realiza el test de tus Chakras y llévate mi ebook

“Tus chakras y su sanación”

¿Te gustaría conocer tu número de nacimiento?

Descúbrelo con mi Ebook - “El ki de las 9 Estrellas” de la medicina tradicional china.

¡Descargatelo y sana tu SALUD!

Ir arriba