¿Purgar o Depurar tu hígado, seguir la técnica de la abuela o modernizarse

Es curioso, como en primavera muchas personas siguen recurriendo a la “purga” de la abuela para limpiar su hígado.

La pregunta es: ¿Tu hace lo mismo cada primavera con tu hígado?

Espero que la respuesta sea ¡¡¡noooo!!!, pero, si tu respuesta fuera “si por…”.

Decirte que tienes que tomar cartas en el asunto y tienes que para de lesionar tu hígado. Ya no es necesario hacer eso. Porque, así como los tiempos se han modernizado tanto, ya no se lleva “purgar al hígado” como si no hubiese un mañana. Y de paso, dejando al órgano tan lesionado y débil.

Ahora mismo, existen en el mercado muchas otras maneras de “depurar el hígado”, de forma progresiva, adaptándolo a tu estado físico, mental y espiritual. Tratamientos un poco más extendidos en el tiempo, diseñados de forma holística para que tu proceso de “limpieza” abarque algo más que tu hígado.

Pero cual es la diferencia entre “purgar” y “depurar”.

¿Acaso hay alguna? Te estarás preguntando.

Acá te dejo el vídeo, así podrás oírme, mientras aprovechas el tiempo en algo más. Dale al play:

Historia con triste final: Un espacio importante de tu casa y tu hígado

Piensa en esta analogía (comparación), es para que comprendas mejor, lo que intentaré explicarte más adelante:

Tienes una habitación sucia, donde has ido dejando trastos viejos y sucios, un poco de todo y donde llevas tiempo sin entrar, mirar y limpiar. En definitiva, sin poner orden. De repente, quieres ponerla la habitación muy bien, porque seguramente vendrán unos amigos a visitarte en verano.

Entonces decides que es el momento de arrasar con todo. Compras productos de limpieza y te pones “manos a la obra” para dejarlo listo en un fin de semana.

Pero es tanta la rapidez, la fuerza, la energía que pones en hacerlo y corriendo de prisa. Que la pobre habitación queda aparentemente limpia, impoluta y lista para ser mostrada.

Pero quizás debieras entrar unos días después en la habitación y ver como ha quedado todo. Es posible que te encuentras con cosas como:

    • Que la pintura de las paredes ha sufrido daño y tiene grietas.
    • El techo esta todavía húmedo porque no se ha aireado.
    • El suelo incluso, ha sufrido los destrozos de la “limpieza invasiva”.
    • El resultado no es el que te esperabas. No es el mas bonito, el mas adecuado y que muy seguramente habrá que invertir dinero para que lo haga mejor, de forma más pausada y cuidada.

Tú, piensa que cada vez que “purgas” a tu hígado, le estás diciendo:

  • Que en 3 o 5 días, tiene que echar fuera, todo lo que ha acumulado en el último año o en los últimos 6 meses. Es un poco injusto, la verdad.
  • Que no tienes tiempo, que necesitas resultados de forma rápida y además que sean los mejores.
  • Que quieres perder peso, estar guap@, tener el cabello, la piel y el rostro reluciente.
  • Que no tienes tiempo para tu órgano, que ya lo encontrarás mas tarde.
  • Que más allá de un fin de semana, no es necesario para limpiarte y que si mucha gente lo hace, porque tu no vas a hacer lo mismo.

Que le sucede a tu hígado realmente, cuando lo “PURGAS”.

La palabra purgar quiere decir “sufrir un castigo por haber cometido una falta, delito o culpa”.

¡Increíble! porque la verdad, tu hígado no ha hecho nada, aparte de recibir e alimento y ponerse a trabajar, a limpiar, a eliminar para dejar tu cuerpo limpio…y al día siguiente, vuelta a empezar. Veamos como se ve afectado tu higado:

  • Tu órgano sufre reacciones violentas y espasmódicas (retorcijones), debido a los productos ingeridos para obligarlo a eliminar.
  • Los resultados que obtienes son rápidos y en poco tiempo. La sensación que tienes, es que son definitivos.
  • Los beneficios son muy a corto plazo. Puesto que no se han incorporado hábitos nuevos, ni estilos de vida, ni un plan de dieta sana y equilibrada.
  • Al poco tiempo, necesitas otra limpieza.
  • Tu órgano se lesiona, se deteriora mucho – recuerdas la limpieza de la habitación – y tú estás agotad@
  • La flora a nivel digestivo queda empobrecida, puesto que se ha barrido con toda, al momento de la limpieza agresiva.
  • La sensación de cansancio es evidente, sin embargo tu órgano tiene que empezar a responder de forma inmediata a la ingesta de comida

Un poco triste la verdad, pero como te digo siempre, quizás tu no lo sabías o creías que hacías lo correcto. Pero piensa que hay otras formas de hacerlo. Y más ahora, cuando pasas más tiempo en casa.

¡Así que vamos a la parte bonita de la historia y donde todos ganan!

El ganar-ganar, DEPURA tu hígado y gana en calidad de vida

La palabra depurar quiere decir “quitar de una cosa lo malo, lo que es extraño o lo que no sirve para dejarla pura”.

¡Que bien suena! De entrada, te hace pensar en el cuidado, en la pausa, en darse tiempo para…

Misma historia pero con final feliz: Un espacio importante de tu casa y tu hígado

Tienes una habitación sucia, donde has ido dejando trastos viejos y sucios, un poco de todo y donde llevas tiempo sin entrar, mirar y limpiar.

Ahora es diferente, sabes que has ido dejando trastos sucios, todo desordenado y que ponerlo todo bien. Los amigos llegan en verano y tu quieres poner todo precioso.

Esta vez es diferente, porque te vas a tomar tu tiempo. Te has asesorado bien y has comprado lo necesario. Vas a sacar paso a paso de la habitación, lo que ya no sirve. Lo pondrás en la basura y lo que puedas reutilizar lo vas a limpiar y a cuidar.

Seguro irás a barrer, airear y empapelar y proteger todo bien.  Luego pintarás, dejarás secar, airear nuevamente y después recolocar todo. Comprarás algunos accesorios lindos, de buena calidad y que duren.

Días después, entrarás varias veces para ver el resultado, disfrutar del trabajo bien hecho y con amor… porque has “depurado” y no “purgado” ese espacio que hace parte de tu casa(cuerpo). Y tu mente y tu espíritu, comprenderán:

    • Que deberás hacer el propósito de sólo poner dentro de esa habitación lo que corresponda, nada de basura.
    • Que pusiste amor, cuidado y recursos económicos, en el trabajo de limpieza y restauración. Y que no debes echarlo a perder
    • Y cuando tus amigos partan y entres en la habitación, seguro vendrán a tu memoria, horas dedicadas con respeto y esfuerzo.
    • Espacios de tiempo donde tu contigo mismo, has oído el podcast que te gusta o tus canciones preferidas, leído un capitulo del libro que te tiene enganchado.
    • Y te sentirás en paz contigo mismo, porque has dedicado tiempo y recursos necesarios, para hacer lo correcto. Desde una mirada de respeto y amor hacia ti mismo.

Que le sucede a tu hígado,  realmente cuando lo “DEPURAS”.

  • Se siente apoyado y con capacidad para potencia sus funciones.
  • Tu órgano emerge más fuerte, mas regenerado y con una función más óptima.
  • El hígado en un órgano vivo, por ello, se siente conectado contigo energéticamente.
  • El órgano te responde, subiendo su nivel de energía y mejorando su funcionamiento.

¿Porqué debes depurarte periódicamente?

Para mantenerte sana, especialmente a nivel sanguíneo, lo cual se traduce en células, órganos y tejidos fuertes, renovados y limpios.

El hígado además de filtrar, también transforma, detoxifica y transforma los nutrientes, desechos, hormonas…Además administra, nivela y regula los niveles de las diferentes sustancias que se necesitan para las diferentes funciones corporales.

Cuatro razones valiosas para hacerlo

  • Respeta y regenera tu órgano de forma pausada y respetuosa.
  • Puedes hacer vida normal, no modificas tu estilo de vida.
  • Mejora tus hábitos, aprendes nuevas formas de comer y cuidarte.
  • Aprendes a cuidarte, escuchando tu cuerpo. Identificar cuando tu órgano te habla y está pidiendo ayuda.

¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

Apoyándote en tres pilares fundamentales: Alimentación sana + Estilo de vida sana + Consciencia de emociones. Y lo complementándolo con plantas medicinales, suplementos concentrados y homeopatía. Y a partir de los 40 años, una vez al año.

1) Con una alimentación sana

Es la base del proceso de depuración, es importante saberla planificar en el tiempo. Y el tiempo de duración también es importante. Lo normal es mantenerla entre 1 y 3 semanas y teniendo en cuenta los siguientes tips:

Eliminar o evita:

  • Alimentos muy densos (muy yang) que inflaman y tensan : Lácteos, huevos, embutidos y horneados.
  • Alimentos que inflaman y debilitan (yin extremo): Café, té, cerveza, bollería industrial, alimentos light, helados, nicotina, bebidas industriales, snack, fritos y refritos.
  • Comer en exceso, aunque sea sano
  • Cenar tarde, mejor hacerlo 3 horas antes de ir a dormir
  • Ayunos prolongados de 20 o 24 horas, donde lo que se hace es matar la microbióta y lesionar el organismo en general.

Ayúdate o incluye en tu dieta:

  • Verdura Fresca en los menús principales: Brevemente cocinada, al vapor, al wok, a la plancha.
  • Las verduras verdes: Las más importantes, la col, el brócoli, las coles de Bruselas, las berzas, lechugas (romana, escarola), la kale, las alcachofas, berros, cebolleta y puerros, la escarola, el canónigo, las hojas del rabanito, hojas de la zanahoria.
  • Los cereales Integrales: El arroz integral, el mijo, la quinoa, las pastas integrales.
  • La proteína Vegetal: El tempeh, el tofu, seitán.
  • La Proteína Animal: 2 veces/semana, comer sardina, lenguado, boquerón, merluza.
  • 1 huevo/semana: No es obligatorio, pero estaría bien.
  • Los caldos sopas vegetales: Contiene azufre orgánico de las verduras, (que está en el ajo, la cebolla, los puerros)
  • Las grasas de calidad: Aceite de oliva, aceite de sésamo no refinado, frutos secos (almendras, semillas de girasol, de calabaza de sésamo).
  • La sal no refinada: Salsa de soja, la umeboshi, los sabores ácidos (toques de limón, vinagre de manzana de arroz, vinagre de manzana) porque estimulan la función hepático – biliar

2) Un estilo de vida sano.

Complementar esos días de depuración alimentaria, con días de mas relax.

Evitando o minimizando:

  • El estrés o el exceso de actividad: Te puedes ayudar con caminatas suaves o yoga, cuida el sueño, que sea de calidad y unas 8 horas.
  • Los deportes extremos: Y menos en personas con cierta edad. Puede hacer estiramiento en casa suaves, tai-chi,
  • Las actividades desmesuradas: Redes sociales, quedadas con amigos hasta tarde, pocas horas de sueño

3) La buena gestión de emociones.

Complementar esos días de depuración alimentaria, con días de reflexión, de interiorización y de “depurar” aquello que, a nivel emocional, sabes y sientes que necesita una mano de limpieza.

Revisando y trabajando en:

  • Lo que ha sucedido en tu vida, en el último año a nivel emocional. Las situaciones o vivencias, de carácter fuerte y desafiante, que te exigieron un plus de esfuerzo o te dejaron cierto “amargo en la boca”.
  • Valora si necesitas trabajar en tus “ritos de corte” con personas que cobraron protagonismo en tu vida y no de una manera especialmente positiva para ti.
  • Metas y sueños que se quedaron en el camino, quizás sea el momento de entender porque no vieron la luz y no están presentes en tu vida.

Ahora, sólo depende de ti, si quieres optar por “purgar” o “depurar” tu hígado. Si optas por el camino corto y los resultados nefastos o escoges el camino un poquito mas largo, pero con resultados a largo plazo.

Y si quieres saber más, si crees que ha llegado el momento de dar un giro a tu vida. Te dejo mi “Ebook brújula” con el “Ki de las 9 Estrellas”, para que conozcas tu número y energía de nacimiento. Haz clic en el enlace de abajo, ahí encontrarás el link para descargártelo.

Quiero mi «Ebook Brújula«. Al final de la pagina, entras y te lo descargas.

Nos vemos pronto y deseo de corazón que “Todo esté bien en tu Mundo”!

Feliz Jornada.

 

1 comentario en “¿Purgar o Depurar tu hígado, seguir la técnica de la abuela o modernizarse”

  1. Pingback: La Función Energética de la “Vesícula Biliar” en Primavera - Fabiola Ortiz Carrillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita tu primera cita, es gratuita

Te contaré en que consisten mis programas y veremos cuál necesitas en este momento de tu vida.

sígueme en redes sociales

Facebook

Instagram

YouTube

Pinterest

¿Quieres transformar tu ser interior?

Realiza el test de tus Chakras y llévate mi ebook

“Tus chakras y su sanación”

¿Te gustaría conocer tu número de nacimiento?

Descúbrelo con mi Ebook - “El ki de las 9 Estrellas” de la medicina tradicional china.

¡Descargatelo y sana tu SALUD!

Ir arriba